Enfermera Escolar

Su salud, tu tranquilidad

Para cuidar, educar y proteger la salud de la infancia

Los niños y niñas vuelven a las aulas en esta situación tan extraña que estamos viviendo. Vuelven a estar con sus compañeros y profes, vuelven a socializarse, a jugar, a compartir experiencias… Todo eso que tanto han echado de menos y que tanto ha podido influir en su desarrollo y en su proceso educativo. Si la enfermera escolar siempre juega un papel crucial para cuidar, educar y proteger la salud de la infancia, en tiempos de pandemia su figura es más importante que nunca. Porque su salud es tu tranquilidad.

su salud tu tranquilidad

A día de hoy pocos centros educativos cuentan con un enfermero o enfermera para atender las demandas de la población escolar, ya sean puntuales, como accidentes, reacciones alérgicas, convulsiones, o bien, derivadas de problemas de salud crónicos (diabetes, asma, epilepsia y tantas otras).

En tiempos de pandemia

Si a todas estas situaciones sumamos las actuaciones derivadas de la prevención, detección y control ante posibles casos de COVID-19, la presencia de enfermeras escolares se hace imprescindible; así se evita que esta responsabilidad tenga que recaer en docentes u otro personal del centro educativo, sin formación sanitaria especializada ni competencias para ello.


En países como Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Suecia, Francia, Panamá, Chile y Argentina tienen claro que la enfermera escolar es el profesional que debe cuidar, educar y proteger la salud de la infancia.

Sin embargo, en nuestro país el número de enfermeras y enfermeros que realizan su actividad dentro del ámbito educativo es muy escaso, en relación al número de alumnos y al número de centros de enseñanza que existen en todo el Estado.

La enfermera escolar es una figura consolidada en Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Suecia, Francia, Panamá, Chile y Argentina, entre otros

 

Sin regulación en España

Actualmente nos encontramos en España sin una regulación clara ni uniforme. La implantación de la figura de la Enfermera Escolar se ha intentado llevar a cabo hasta ahora en muy pocas CCAA con algunas experiencias piloto, pero cada Comunidad Autónoma ha enfocado la atención sanitaria de su alumnado de manera diferente.

En su mayoría, las Administraciones sanitarias y educativas han apostado por diferentes fórmulas para prestar atención sanitaria al alumnado con necesidades especiales; de ahí que encontremos esta figura en algunos centros de educación especial.

Sin embargo, esto no ocurre en la inmensa mayoría de los centros educativos ordinarios públicos. En esos centros se se encuentran escolarizados 5 millones y medio de alumnos y alumnas (el 67,5% de la población escolar). Allí se exige al profesorado y otro personal escolar que asuman la asistencia sanitaria de alumnado con diferentes patologías, ya sean agudas o crónicas.

Podría entenderse que las Administraciones asumen que los alumnos y alumnas escolarizados en centros educativos ordinarios son “una población sana” y que no requiere de la atención de un profesional sanitario. Sin embargo, la realidad es otra, y así lo demuestran los últimos datos emitidos por la OCDE: en su análisis comparativo del estado de salud de los ciudadanos europeos, España es el segundo país europeo con mayor índice de obesidad infantil.

Obesidad y diabetes

Este es uno de los problemas mundiales de salud pública más graves, tal y como advierte la OMS. Los niños con sobrepeso u obesos corren un mayor riesgo de tener problemas de salud en la adolescencia y en la edad adulta. Además, se relacionan con problemas psicosociales como la baja autoestima, el acoso escolar, el bajo rendimiento escolar, los trastornos alimentarios y la depresión.

Por otra parte, solo en España 30.000 niñas y niños menores de 15 años conviven día a día con la diabetes. Según datos de la Federación Española de Diabetes, unos 10.000 menores de 15 años viven con Diabetes Tipo I, que es la que se desarrolla con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes, una cifra que se incrementa cada año con cerca de 1.200 nuevos diagnósticos.

Por lo que se refiere a las cifras totales de diabetes (incluyendo la Tipo I y la Tipo II), cerca de 6 millones de personas la padecen en nuestro país. Cada día se diagnostican unos 1.100 nuevos casos, lo que supone unos 400.000 nuevos debuts al año.

Se trata de uno de los problemas de salud, junto con la hipertensión o la obesidad, en los que intervienen en gran medida los hábitos inadecuados de alimentación y ejercicio físico. En definitiva, se carece de hábitos de vida saludable y de medidas conductuales de prevención.

Promoción y educación en salud

La mayoría de las conductas y hábitos no saludables de las personas se suelen adquirir a edades tempranas. Por ello, el centro escolar es el lugar idóneo para la promoción de hábitos de vida saludables y para la vigilancia del crecimiento y desarrollo óptimo del menor.

De igual modo, la necesidad de atención continuada a los crecientes problemas de salud crónicos en los niños y niñas. Patologías como el asma, alergias, diabetes o epilepsia exigen la prestación de cuidados enfermeros en el entorno escolar.

Y no olvidemos la educación sanitaria a pacientes, cuidadores escolares y familias sobre el manejo de determinadas situaciones de salud de la población infantil y juvenil durante los largos periodos de escolarización.

5 Comentarios

  1. […] Su salud, tu tranquilidad […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *